Cruzando los Alpes: Aníbal y la Química

Imperio de la Ciencia

Los días de verano en Novo Cartago (España) eran calurosos y húmedos. La fresca brisa del Mediterráneo, hacía aflorar recuerdos de su niñez, recordando los deliciosos dátiles, el olor a sal y la extensión del desierto.

Ver la entrada original 762 palabras más

Anuncios